14°/29° 14abril2014

Corrupción verificada en el Valle de México

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

abril 11, 2014

Gilberto Herrera Medina*

“…cuando a México vayas Rosita,,,, cinco pesos será el menor precio…..”

La Pajarera, Popular

Creyeron o simularon creer que se podía frenar la contaminación ambiental, y para ello idearon no atacar la fuente de la misma, o su parte fundamental, la gasolina que se consume en por los menos seis o siete millones de vehículos, quizá más, que circulan por el Valle de México.

En lugar de atender el asunto de la gasolina, porque gran parte de la misma la producen los monopolios en el exterior y otra tanto se produce en el país, ambas de baja calidad y, mejorar su combustión implicaría cambios tecnológicos e investigativos, que representan más capital y merma a la cuantiosa ganancia que ya obtienen en la forma de producirla y venderla.

En lugar de medidas técnicas que atacaran el problema, le sumaron a la baja calidad del combustible una gran dosis de corrupción.

Se abrieron centros de verificación que compran tecnología cara e inútil, ocuparon espacios y dieron empleos; pero al final de cuentas los centros de verificación representan una extendida capa de corrupción que, por cada automóvil, hay que gastar anualmente, además de los derechos de circulación que en cada entidad se cobran, el incremento del precio constante de la gasolina, que marcha a la par que el dólar, frente al peso, y aquel aumentado cada vez, gravando las subsistencias, el pasaje y en general toda la producción industrial y sus gastos de circulación aumentados.

Cientos de miles de centros de verificación existen en todo El Valle de México y se gana más en ellos, que poniendo cualquier industria y ya ni hablar del pequeño comercio y de los casi 20 millones de habitantes que deambulamos por este Valle, ya no de México, sino de lágrimas, por las penurias que pasa la población para vivir, trabajar y transportarse.

Un automóvil cualquiera, el más austero y de modelo atrasado, paga en cada verificación, son dos anuales, alrededor de 275 pesos; pero para que usted pueda ser aprobado en estado óptimo, tiene que “entrarle” con 150 o 200 pesos mínimo.

Si su vehículo por alguna razón no pasa, y no pasan ni los autos nuevos, pueden ordenarle que ponga en el mismo un dispositivo que cuesta entre mil 600 y mil 800 pesos.

Si se descuida e incurre en la falta de circular el día o la fecha en que le ordenen otra cosa por la contingencia ambiental, habrá de pagar entre mil y mil quinientos pesos. ¿Cuánto le cuesta al año el servicio de su carcacha modelo 2000? Le puede significar un gasto o una merma de ingreso arriba de los 5 mil pesos anuales, sin sumar el costo del aceite, bujías, llantas y lo que resulte.

Ah, pero a últimas fechas se acordaron que todos los vehículos para circular en las carreteras tienen que contar con un seguro para terceros. ¿Cuánto cuesta eso? ¿Nos alcanzan los 6 mil pesos de que hablara el premio nobel Calderonista hacendario Ernesto Cordero? Él en unos meses tiene que gastarse 14 millones de pesos y otro tanto su contrincante.

¡A poco no es hermosa la democracia de que nos habla el anticomunista premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa! ¿Para qué tienen que gastar imaginación y talento en forjar novelas, cuando José Revueltas nos mostró la prisión y el tormento dentro de la misma con el “Apando”?

Todo el Valle de México está convertido en eso, en algo que los grandes autores bíblicos describieran como las siete plagas de Egipto, o que ni el mal humor apocalíptico  del gran profeta Isaías, fue capaz de anunciarnos como castigo por haber permitido la destrucción de la gran Tenochtitlan.

¿Qué os parece el mando único de la corrupción existente en nuestro país? Lo que se hizo en Pémex es nada, frente a lo que se viene.

Analista*

Zapata, la historia y la tierra

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

abril 9, 2014

Gilberto Herrera Medina*

En el estado de Morelos surge la coyuntura histórica, más desarrollada en su fuerza productiva y un régimen de propiedad que desposeyó de ella a los indígenas y los redujo al peonaje.

La lucha agraria social por la tierra se da en todo el país, cada región, estados enteros, con sus características feudales, hacendarias que la tornaron fragmentaria, aislada y varias veces ahogada y diferida en el tiempo y en el espacio.

Tuvo y tiene condiciones poblaciones de ´peonaje y trabajo conjunto; así se lo impusieron los cultivos de caña, principalmente, siembre, corte y cosecha; luego industrialización para la obtención del aguardiente y el azúcar, piloncillo y endulzantes.

Esta producción centrada en el trabajo social y la apropiación particular de la tierra, más la cercanía e intercambio con los grandes centros mineros de lo que hoy son los estados de México, Michoacán, Guerrero, Puebla y, principalmente con el centro del capital comercial de mercancías y capital comercio dinero, antagonizaron aún más a las clases agrarias populares con la aristocracia de la tierra y sus rentas cuantiosas.

Emiliano Zapata es un mestizo que convive y conoce a la clase dueña de la tierra, pero siente y percibe el malestar social de las masas agrarias indígenas que trabajan y con dificultades mil apenas alcanzan los medios de vida mínimos para su reproducción como seres humanos.

No es casual, históricamente hablando, que el Generalísimo José María Morelos haya elegido al Estado que lleva su nombre, para escenificar en él el más duro encuentro con las fuerzas del Virreynato, representantes del colonialismo español en entredicho en Europa, a consecuencia de los cambios, primero de la Revolución Inglesa del siglo XVII y luego de la Revolución Francesa y lo que ambas irradiaron a las propias elites de las colonias norteamericanas.

El Sitio de Cuautla es el suelo, sus acuíferos, la población fuertemente cohesionada y comprimida en esas condiciones de explotación y producción social acasillada, lo que le permite a la Insurgencia, acaudillada por Morelos, los Galeana y los Bravo, entre otros rancheros surgidos desde las profundidades de aquella entidad guerrerense, lo que permitiera librar un combate decisivo, uno de los primeros grandes combates que cuestionaron al régimen oligárquico religioso de los Borbones, asentados aquí en estas tierras hundidas y sometidas en aquella paz colonial.

A dos o tres jornadas de la Ciudad de México, a donde se dirigía lo grueso de la explotación azucarera, tal intercambio de trabajo social, maduro lo suficiente para que las masas indígenas desarrollaran su sentimiento comunitario de siempre, antiguos poseedores de estas tierra, sobre las que dejaban la vida y la de sus hijos.

Zapata, situado entre el peonaje indígena y la ocupación medianera agrícola, arrendador de caballos para los dominadores y dueños del sistema; es seguro que este contraste desarrolló su ánimo de lucha y solidaridad ardiente con su gente.

Fue hombre de su tiempo, de su gente, de esas contrastes y de una época que apuntaba hacia el cambio, mayormente visible en Morelos, en esta región, por la exuberancia y productividad de la tierra, su renta absoluta y diferencial agrícola alta, superior a la de cualquier otra región del país, incluyendo a los más grandes distritos mineros o ganaderos.

La relación del hombre con la tierra y su uso, ha sido fundamental en todas las latitudes del orbe; el pueblo chino es un libro abierto de como la tierra y sus productos condicionaron su férrea y recia subsistencia como nación agrícola, productora de arroz, alimento extensivo e intensivo que le permite subsistir hasta ahora y sostener una masa obrera, las más numerosa de todas las existentes hasta ahora.

La lucha agraria no se reduce al reparto, a la reproducción simple mercantil y luego a su extinción urbana, inmobiliaria como se le mira, entre otros medios de división del trabajo y apropiación de la tierra solamente.

Las enormes emigraciones de todos los tiempos, lo mismo en el Asia, que en Europa, la conformación de las naciones en la periferia del Imperio Romano, los celtas, Bretaña, y las comunidades que luego formaran la nación alemana, tienen su sustento en el asentamiento de la tierra y el modo social colectivo de explotarla para vivir y desarrollarse.

La misma Norteamérica con su sistema de colonos, es la base con que se aparta de todo asomo de residuos feudales, para a partir de esas unidades productivas arrancar a una gran fase del capitalismo sin freno que hoy conocemos.

Haber prolongado tanto la lucha por el reparto para los ejidos y la restitución de la tierra para los comunidades indígenas, dejando intactas las condiciones de baja productividad y de rendimientos decrecientes, ha sido un factor de atraso en el país, de su propio estructura capitalista deforme, que parcializa el trabajo sobre la tierra, lo difumina, le impide desarrollar todo el potencial social de las masas agrarias y, al final de cuentas lo expulsa de la misma y lo hace emigrar hasta borrar toda apariencia social productora.

Y es que la agricultura da renta, no riqueza, no ganancia, tampoco plusvalía, o ésta se difumina en escasos rendimientos que no van al mercado con su valor social en que todos los costos son trabajo, pero sin paga, porque el valor de producción del hombre campesino, es un producto espontáneo, como cualquier producto silvestre de la naturaleza.

Emiliano Zapata, luchó como pudo y se lo permitieron aquellas condiciones sociales; se dice que el hombre no puede salirse de su época, como tampoco salirse de su piel.

El nombre de Emilano Zapata tiene muchos homónimos sociales, derivados de la historia mundial. Entre nosotros, Zapata es más que un nombre cualquiera: es una causa social por las formas de explotar la tierra, hacerla producir y no sólo poseerla enajenadamente, que es tanto como caer en manos del enemigo y el atraso histórico.
Se cumplen 95 años de su asesinato. Se seguirá recordando su historia y su final trágico, pero en el mundo agrario pervivirá su memoria hasta el último campesino que habite estas tierras. Quedarán pendientes muchos 10 de abril después del año 1919 en que lo acribillaran en Chinameca. Y las leyes energéticas de hoy día, ¿qué tendrán que ver en todo? La historia lo descifra todo. Al tiempo y en el mar, como Quetzalcóatl.

Analista*

Publicistas españoles ¡maravillosos de baratos!

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

abril 8, 2014

Gilberto Herrera Medina*

Desde Bernal Díaz del Castillo, Primer Cronista de la Nueva España que vino como soldado de la Conquista, no nos habían visitado otros talentos de aquella Península Ibérica que tan grandes hombres y talentos literarios nos ha dado.

Pero sus Crónicas no tornaron más fácil, ni dificultaron  mayormente la sanguinaria obra de la Conquista.

Tampoco los banqueros españoles necesitaron o han requerido de publicista para hacer con los principales bancos, cuyos mejores rendimientos ad Perpetuam fueron favorecidos con el Fobaproa y desde entonces son amos y señores de la cuota de plusvalía y la ganancia media del capitalismo mexicano tan subsidiario internacionalmente.

Hoy sabemos que desde 2009, llegó a México Aleix SanMartín, joven publicita, cuyo predecesor, Antonio Sola, entraron a México como Pedro por su casa.

¿Cómo es que llegando, llegando, como escribiera Leo Dan, reciben de Gobernación la forma correspondiente para poder trabajar, cuando a miles de ciudadanos sudamericanos y de otras nacionalidades se las niegan, y para intervenir en procesos electorales reservados a los mexicanos?

Ni siquiera el presidente Juárez, necesitó de asesores extranjeros para darle la pelea al mejor ejército de Europa de aquel entonces, como ahora pululan, por todas las ciudades del país, cantidad de asesores para empeorar la seguridad en México.

Hasta Amalia García Medina, la apóstol de los emigrados mexicanos, que tanto le gusta pasear por el extranjero, gastando miles y centenas de miles de pesos para darse gusto como antes lo hizo viajando a Paris, por cuenta de la hambrienta población zacatecana, especialmente campesina.

En cambio las empresas mineras, las mexicanas y las extranjeras, para nada necesitaron de asesores españoles, que le vinieran a decir cómo le hicieran para levantarse con el oro y el moro de las reservas auríferas.

Carlos Slim, sólo sufragó en los fondos de “Vamos México” y nadie aconsejó a Martha Sahagún, para que ideara eso y lo llevara a cabo con el empareje de millones y millones de pesos; acaso el Yunque tiene de sobra los patrones formales de cómo actuar desde el poder.

Al contrario de la complaciente contratación de asesores políticos españoles, al alto costo, ponemos mil remilgos con la obra de la Ruta 12 del Metro. ¿Para esta no se contrataron asesores y publicistas de esa nacionalidad?

¿Usted cree, que el tal publicista Sanmartín, pueda transmitirle algo de materia gris a Ernesto Cordero, si es que de verdad tiene alguna uno y otro?

El PAN anda dando sus últimas bocanadas de muerte históricas; si es que alguna vez nació a la historia.

¿Y qué pasa con la Izquierda? ¿Es que hay izquierda en México y no mero oportunismo y hambre de los clase medieros metidos a revolucionarios de mentiritas?

Van a necesitar los perredistas una buena docena de asesores españoles, para poder embaucar a las bases marginadas y desplazadas de ese otrora pretendido partido político y no agencia de colocaciones electorales al alimón con jueces y giros negros, como los que comanda el Greg en Cancún, o cualquier otro revolucionario cortesano hasta del señor Manlio Fabio Ventrones, alter ego política de Carlos Navarrete.

¿Para qué queremos asesores en México, si nos sobran mañosos hasta para tirar para arriba?

Amalia García Medina se queja de la forma en que viven  nuestros emigrados en la frontera de México y EU, pero nunca ha visto cómo viven en sus miserables rancherías del semidesierto mexicano quienes salen de ahí en peores condiciones que los centroamericanos que tanto torturamos en nuestro país.

Cinismo y desfachatez política nos sobra y al contrario, deberíamos ir a asesorar a los más de 6 millones de españoles cesantes que han sido echados de sus casas y de su trabajo, para que los bancos y los políticos banqueros de allá puedan paliar la caída tendencial de la cuota de ganancia de sus acumulaciones dinerarias.

Felipe Calderón le da las buenas y las malas al propio José María Aznar, por ejemplo; y Vicente Fox, Horcasitas y Creel, superan cualquier empareje con las licencias y autorizaciones para los jueguitos de maquinitas automáticas, a la vez que legislan y matan niños en las guarderías. ¿para qué necesitamos asesores y, además, pagárles  hasta diez millones de pesos?

Pobre de Bernal Díaz, que sólo se conformara con maravillarse de la Ciudad Capital del Anáhuac, que sus compas de escudo y rodela, además de arcabuces y cañones iban a derrumbar inmisericordemente en cuestión de meses.

¿Por qué no nos regala el tal Alexie Sanmartín un buen comercial que edulcore otra vez la sangrienta conquista y la nueva reconquista bancaria de sus paisanos?

Analista*

Los linchamientos y las hogueras sexenales de siempre

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

abril 3, 2014

Gilberto Herrera Medina*

Llevamos semanas ocupados en los problemas minúsculos de la Línea 12, porque la obra civil, lo más costoso, ahí está y está bien hecha; los problemas del equipo operativo comprado o alquilado, es cosa menor, aunque cueste algunos pesos, con creces lo desquitarán las masas populares que del Metro se servirán a las mil maravillas.

Cabe recordar la historia política que ha permeado a nuestro país a propósito de la obra pública realizada por los regímenes de la Revolución.

¿Quién puede igualar la magna obra, espléndida, maravillosa de la Ciudad Universitaria, lo mismo que la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional?

Hace ya muchos sexenios, que el general Heriberto Jara le armaron un escándalo, dizque por el desatino de haber construido un barco de cemento que permaneció abandonado y obsoleto desde su inicio en el Bosque de Chapultepec.

¿Que había de extraño en una nave así, cuando aviones de cientos de toneladas vuelan y barcos que transportan centenas de miles de toneladas de mercancías? Acaso se excedieron en su peso ante la escases de agua; pero los pretextos para escandalizar y escandalizarse nunca faltan, en tanto a los problemas de a deveras, ni se tocan.

A don Ernesto P. Uruchurtu, regente del Distrito Federal a lo largo de dos sexenios, el de don Adolfo Ruíz Cortines y el de Adolfo López Mateos, le echaron encima la prensa del Zócalo, así se llamó el periódico dedicado en atacarlo, lo primero que le tiraron encima, para desprestigiarlo y desgastarlo, fue que al Lago del Bosque de Chapultepec, se le filtraba el agua, por haberse construido en terrenos arenosos, como si los suelos arenosos los hubiera inventado el regente de hierro, como se le llamara entonces.

Pretextos para atacar a un hombre poco común y heterodoxo de la política criolla nuestra.

¿Y por qué no se escandalizó, toda proporción guardada, por la Estela de Luz, que innecesariamente se erigió por este amontonamiento de obras de escaparate, en que se ha convertido el reducido espacio ya del Bosque de Chapultepec?

¿Qué se hizo ante la opinión pública, por los contratos de miles de millones de pesos del IMSS, en que intervinieron los hermanos Gómez del Campo, familiares políticos de Felipe Calderón?

¿Y el terrible atentado contra los niños de la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde perecieran medio centenar de pequeños y otras decenas padecerán terribles quemaduras, dejándoles  marcas para toda la vida?

¿Y Pasta de Conchos, con más de 60 trabajadores que permanecen ahí sepultados, sin que sepan porque se le dieron tales concesiones amarradas como proveedores de carbón, para la CFE, sin que pusieran un peso de capital en esos infernales pozos que, por cientos de ellos, funcionan en Coahuila, y en el norte del país?

Obras faraónicas, el PAN las tuvo juntas, en mayor cantidad que la mixtura faraónica de algunos gobiernos de la Revolución Mexicana, que tanto detestan, para reducirlo todo al PRI, ya harto decantado e infiltrado por la propia gente de derecha, tecnocrática o no, a lo Ernesto Zedillo, en Acteal; importando torturadores de Argentina y nombrándolos funcionarios del famoso y fallido RENAVE.

Parece que hay una guerra de desgaste contra el gobierno del Distrito Federal, a pretexto de esto y de aquello, como si se hubiera elegido el objetivo de, por esa vía, hacerse del control del mismo y de su administración.

Por principio se le dejó, anticipadamente,  sin su Jefe de Seguridad Pública y se le llevó al ramo federal, para al final desecharlo como trasto viejo.

Yo no soy partidario ni de Marcelo Ebrard, ni de Miguel Ángel Mancera, como tampoco lo fui ni lo soy de Andrés Manuel López Obrador, pero hay cosas que se justifican y otras que de plano no, como esta de la Línea 12 del Metro por su desmesura publicitaria.

¿Cuánto se erogó en denigrar a AMLO, por el escándalo, mandado hacer a pretexto del predio “El Encanto” y luego por la infiltración de Ahumada dentro del PRD y sus implicaciones políticas sin término hasta ahora?

Parece que la lección se repite. Hoy Michoacán es una sede del capítulo que le faltó a Dante, en la Divina Comedia, cuando la cuestión social es tan sencilla como la crisis económica que golpea, importada e impuesta al país a través del TLC, de la crisis bancaria del Fobaproa y el IPAB, para que Javier Arriguñaga Gómez del Campo, pasara del campo de esos remates, a la compra de BANAMEX y luego al funcionariato que interviene en Oceanografía.

Se gastaron cientos de miles de millones en Seguridad Pública y no se agarró a uno sólo de los que a diario perforan los ductos de Pemex, para robarse el energético de la empresa de Estado.

Del sexenio de Salinas a la fecha, se compraron seguros en el extranjero para Pemex, a un costo de 500 millones de dólares, cada uno y fueron decenas de estos funestos despilfarros, disque para garantizar las pérdidas en el caso de una caída de precios del energético, cuanto no ha habido una materia prima más útil y fuente de valor para todas las ramas de producción  del capitalismo que el petróleo, y éste no puede dejar de ser fuente de valor, como sea hundiéndose para siempre el sistema. La historia no da saltos para atrás, y menos la historia económica; pero pretextos para despilfarrar divisas sobran; pero hoy se le reclama al gobierno del distrito federal la devolución de cerca de 500 millones de pesos.

¿Y si todo el metro, se hubiera concesionado a una empresa española, incluyendo la propia línea 12, oiríamos el ensordecedor escándalo que hoy truena pavoroso por el mundo entero? ¿Verdad que no sería así? Y lo vemos en cada una de las numerosas reparaciones y derrumbes de las nuevas carreteras que, en el último sexenio panista, se dice, costaron 23 mil millones de pesos.

¿Y el rescate de la vivienderas, hasta por cerca de 100 mil millones de pesos? ¿De eso no se dice nada? ¿Por qué?

Se incendió el Ixtoc, con el ingeniero Díaz Serrano al frente de Pemex; pero como aspiraba a la candidatura presidencial se gastó más en atacarle que lo erogado en apagar el gigantesco y rico yacimiento, uno de los más grandes y productivos de la historia petrolera de México, desde el Mata Redonda, Potrero y Cerro Azul, El Ebano, el Casiano y todo lo que se canta en el Tampico Hermoso de antes del Cine y la radio mexicana.

Pareciera que los mexicanos sólo eso sabemos hacer. ¿Cuántas montañas de propaganda, en todos los medios,  se montaron contra la primera candidatura presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas y cuantos crímenes se cometieron con el mismo objetivo de defenestrarlo?

Analista*

Vicente Fox el “estadista” de la canalla social, encallada

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

abril 1, 2014

Gilberto Herrera Medina*

El que no es nadie, ni conoce nada, lo envilece todo.

Tanto desparpajo junto, amontonado, así nomás en tópicos sin sentido, alimenta y divierte a las grandes masas: las más desposeídas, las sin trabajo, las arruinadas, en medio de un capitalismo en crisis más tremendo que un tsunami gigantesco con olas de varios miles de kilómetros encima.

Regresó, al parecer, bien aconsejadito por quien sabe quién o qué publicistas, los mismos que le dirigieron la montaña de alharacas con que se encandilaron los panista y los insatisfechos de un PRI, mismo que dejó de existir tres sexenios antes, con la llegada al poder de la tecnocracia, para no atribuir esto a individualidad alguna.

Estaba y está urgido Vicente Fox de que no lo inmiscuyan, como la está él y su familia adoptiva toda, en el negocio estafa pública de Oceanografía; entre otros miles de cuestionamientos históricos y ajuste de cuentas del que no escapará este personajillo del fascismo tardío redivivo en El Yunque.

Pero insulta y como buen pepenador, pues no es otra cosa que  un acopiador de basura seudo política; personaje confuso él mismo, sin cultura, aculturado de Kaliman, flojo siempre, sin trabajo propio y ajeno conocido, como no sea vendedor de coca colas, rancho por rancho; de eso y mejores, peores personajes se encuentra lleno nuestro país y se les oye, y hasta tienen resonancia de primeras planas, en donde no se les pregunta, por ejemplo: ¿cuánto capitalizaron para sí y su familia las 28 concesiones mineras en tierras ejidales y si estas tuvieron que ver con “Vamos México”.

Tampoco se le interrogó sobre el despido masivo de personal profesional técnico y la venta de capital constante de Pemex, para abrirle cancha, con ese mismo capital privatizado e impago a los saqueadores de Pemex, durante su sexenio, con contratos como los Pidiregas, que alcanzaron la cifra de más de 100 mil millones de dólares.

Había que echar cortinas de humo y soflamas fatuas que distraigan y diviertan al lunetario de que se olvidan casi siempre los partidos políticos.

Vicente Fox, él mismo, es un subproducto político social de nuestra decadencia de nación entregada a la reposición de la cuota y la masa decreciente de ganancias del capital mundial.

¿En dónde tienen sus dineros acumulados Vicente Fox y Marta Sahagún? Ni modo que los tengan en los avestruces que cuida su hija Cristina; pero nada le preguntaron, le prestaron el espacio y la hebra para que se enrede a lo tarugo como él es y cuanto tiene de divertido y vacío.

Todo se le perdona a personajes malamente chuscos como éstos; peores cosas hizo Hitler y una nación y ante un pueblo genial, pero víctima de su atraso social yunker, no yunque, a la gran nación de Goethe, Enrique Heine y Schiller, por nombrar a una ínfima parte de figuras extraordinarias de la ciencia y la cultura mundial que nos diera el gran pueblo alemán.

Habría que desentrañar las entrañas coloniales derrotadas, históricamente, que le duelen a Fox.

Es, seguramente un descendiente del Fox que fue funcionario de la Compañía de Indias Orientales, en Inglaterra, que se fundara con los dineros de la piratería de aquellos tiempos.

El ex Presidente es un pirata de la política, de la peor piratería y de la más terrible reacción que mora escondida, desgraciadamente, en el estado de Guanajuato; habría que recordar, sin nombrar a los alemanes fascistas que vinieron y ayudaron a montar el Sinarquismo y otras logias de la ultraderecha.

¿Por qué en Guanajuato? Porque ahí estuvo la cuna de la INDEPENDENCIA y la tumba de las estirpes borbónicas, dueñas de las minas, con sus secuelas feudales y su explotación esclavizante que estallara.

Nada se le preguntó a Fox de la historia, ¿de si acepta el hecho histórico irreversible de nuestra Independencia, o si acaso, comparte los enjuiciamientos de Lucas Alamán, un ilustrado al fin y al cabo de la más remota derecha colonial nuestra?

Despotricó a su gusto, y por la urgencia y necesidad que tiene de hacerlo; lo dejaron despotricar y lo pusieron en prensa y lo difunden profusamente.

Así se hacen todas las entrevistas, así se retacean y vulgarizan los asuntos más importantes de la economía y la política nacional. Nadie le contestará; nadie le va a parar las patas a este patán aventurero y exitoso, porque no interesa discutir y analizar en serio el tema energético, ni ningún otro asunto que importe al ´país y al pueblo.

Habló contra el general Cárdenas, contra Lula da Silva, contra Cuba y nada se le cuestionó.

Se refirió a Luis Echeverría y a José López Portillo, pero sin temas concretos qué objetar.

¿Quién le heredó al PAN montados y produciendo los pozos de Cantarell? ¿Qué hicieron con todo el capital sacado de esos yacimientos? Se lo robaron y nada más. En América Latina, en el mundo entero, es difícil encontrar un parámetro semejante de saqueo y destrucción de las bases productivas de una nación, como aconteciera en México, acentuadamente de los años 2000 a 2012.

Una obra productiva no se hizo en los dos sexenios panistas. ¿Por qué no se le preguntó y él no refirió al Vicente Fox, su par, el otro de él, coronado como Rey en España? ¿Por qué soslayo la ruina en que hundieron sus socios internacionales a la economía española? Nada le preguntaron, todo lo dijo como quien le chorrea la reata a una mula lazada de las matas y a cabeza de silla.

Vicente Fox sigue siendo un héroe de la canalla, como lo fuera, de otra forma y con distinto origen Benito Mussolini, musculosos, desafiantes, mientras no se encontrara a los Partisanos italianos que lo sacaran de su escondrijo custodiado y lo colgaran de las patas en un gancho donde se cuelga a las reses sacrificadas para el abasto.

Analista*

Diplomacia mundial, en lugar de la guerra

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

marzo 29, 2014

Gilberto Herrera Medina*

“Los corruptos no regresan, los pecadores, sí.”
El Papa Francisco

Barak Obama está dando una lección de lo que puede hacer la diplomacia directa, aún entre los grandes poderes, incluyendo a las potencias.

Su reciente periplo por Europa, acercándose a Alemania, a Francia, a Inglaterra, en Bruselas; luego yendo a Italia, en donde se reúne con el Papa, Francisco y sostiene con él un interesante encuentro donde el primero invita al segundo a visitar EU, contestándole El Pontífice, en español, “Por qué no”; eso y la reunión de Obama con el Presidente Italiano Napolitano, y con Mateo Renzi, recién elegido Primer Ministro, abren una bocanada de aire al mundo entero, aunque se sepa a algunos sectores no guste, para que las cosas no se vayan por el rumbo de la guerra fría, u otras cosas más expuestas y peligrosas.

Puede no satisfacernos totalmente lo realizado en favor de México, pocas de las cosas del gobierno de Obama y su reelección en ese difícil cargo, para un Presidente de Color, de las características de Obama.

En este recorrido por Europa del Presidente Obama, también salen a flote las fisuras de la Unidad Europea y la poca contribución financiera en el sostenimiento militar de varios países de esta región clave para la economía capitalista.

Les dice Obama a los gobiernos de Europa, que la OTAN no puede estar compuesta de fuerzas militares de EU e Inglaterra solamente. ¿Y con esto no alude a la crisis financiera de todos ellos en que están envueltos?

Obama les ofrece alternativas de suministro de gas, para que Rusia no coaccione la economía de Europa. ¿A qué precio? ¿Con que deuda y esto no se haría en desmedro de la cuota de ganancia media industrial de esos complejos?

También salió a flote durante esta gira diplomática, el que el Presidente Norteamericano les hable del tamaño comparativo de toda Europa frente a Rusia, de la población entre una región y otra. ¿Y no iban peor las cosas, cuando la Rusia Zarista, aliada de Austria y de la propia Inglaterra, dictaba la política conservadora de toda esa región?

Observando las imágenes y la mirada acusada, escrutadora del Papa Francisco, dirigida hacia Obama, uno hace la diferencia de Cuando Pío XII viajaba a Nueva York, con aquellos aires triunfales; y el aire de lucha y desafío que exhibiera Juan Pablo II, frente al gobierno del general Jaruzelski, presidente por entonces enfrentado al sindicato minero de derecha, que al final se impuso.

Enseñanzas y lecciones de política y diplomacia mundial que los mexicanos estamos olvidando, en el sentido de que las fuerzas policíacas y militares ayudan, asisten, respaldan; pero muy poco resuelven por si mismas; como no se acompañen de programas concretos de inversión social no especulativa, no faraónica, etc.

Así están ocurriendo las cosas en el mundo, hasta el grado de admitirse y recomendarse que no sea posible aislar a Rusia, porque ésta es un aliado muy poderoso que no se puede aislar. Y lo dicen los europeos, los dicen esos gobiernos. Ellos sabrán por qué lo rubrica Obama sin reticencia alguna.

Analista*

Venezuela, otro punto neurálgico de la política mundial

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

marzo 27, 2014

Gilberto Herrera Medina*

Para nadie son un secreto los acontecimientos políticos de larga data que se protagonizan en Venezuela.

Toda la política social, económica y política ha cambiado y está cambiando no sólo en Venezuela, sino en Sudamérica.

Argentina tiene una magnífica y firme Presidenta, Cristina Fernández, a la que no le faltan retos ni desafíos internos y externos, para impedirle avanzar. Desgraciadamente, Felipe Calderón, de manera oficiosa pretendió cuestionar los actos reivindicatorios de la economía Argentina.

Bolivia, dio pasos semejantes y otra vez, Vicente Fox, incurrió en otro de sus dislates, de los miles de ellos que adornan a la derecha y ultraderecha rancia de nuestro país.

Brasil, el potente país y su dirigencia política en funciones de turno, con Lula Da Silva, visitó una y otra vez nuestro país y no siempre se le atendió con la calidez debida a un Jefe de Gobierno de un país hermano; en cambio la ultraderecha mexicana política se prodigó en zalamerías con Alvaro Uribe, de Colombia, cuantas veces hubo ocasión y fuera del marco de nuestras relaciones internacionales tradicionales.

Nadie puede rehusar el liderazgo y las acechanzas a que se haya sometida la actual presidente brasileña, Dilda Roussef, frente a esas políticas de agresión interno y externas, donde algunos de nuestros medios informativos, se han comportado de manera alarmista y hasta provocadora, por decir lo menos. Frente a estas conductas del pasado, hace falta conducirnos con mejor trato y manejo diplomático a la altura de las circunstancias con todos nuestros pueblos y gobiernos hermanos; y hay que decir en abono del gobierno de Peña Nieto, que se han tenido aciertos y dado pasos de acercamiento latinoamericano, para diferenciarnos del pasado ominoso, diplomático y político, de los gobiernos del PAN y sus grandes concesiones multimillonarias, que se auto otorgaron a esas fuerzas, bajo el agua a troche y moche: decenas de miles de concesiones mineras, todavía sin revisar, cientos de gasolineras, contratos carreteros por carretadas, todo lo que fuera y fue “Vamos México”, Pidiregas, etc.

Hoy, José Antonio Mead Kuri Breña, secretario de Relaciones Exteriores, inicia un periplo internacional con las naciones del Caribe, itinerario que engloba a Venezuela.

Es una buena salida, entre otros aciertos; haría falta que ni por equivocación atiendiea las llamadas de la derecha mexicana que, desde los propios recintos del Senado de la República, organizan a la contra derecha venezolana para distorsionar la imagen y el rumbo social de esa nación, pretendiendo comprometer a nuestro país en aventuras.

Recientemente la senadora panista Gómez del Campo realizó un encuentro, en donde sólo la derecha internacional, muy al estilo Miami, expresó sus resabios

Conviene a México poner más atención y un buen manejo diplomático que sirva a la imagen tradicional del país, como hermano de esas naciones Sudamericanas.

Por su parte, el presidente Peña Nieto, ha visitado Uruguay, distinguiendo a su homólogo José Mujica con una ´presea, en la reciente Cumbre de la Habana; eso no gusta a la derecha oceanográfica y casinera, pero ha sido lo acertado en estos casos de buen trato con nuestros pueblos del Continente Sud y Centroamericanos.

¿Qué falta? Actuar con menos contemplaciones contra la nueva derecha adinerada, capitalizada en Pemex y a punto de fabricar alianzas monopólicas con las fuerzas que ambicionan llevarse toda la riqueza de nuestros recursos naturales.

Hay que estar atento a lo que pase y siga sucediendo en el campo de la política y la economía de Venezuela, de todo Sudamérica; lo que ahí suceda y deje de hacerse, va a repercutir profundamente en nuestro país.

Los pequeños odios y las enfermas, eternas fobias panistas, no conducen a nada, como no sea a ficciones académicas en Harvard y a conferencia de quien sabe qué tonterías anda dando Fox en algunos ámbitos de EU. ¿Siente pasos en la azotea y la lumbre en los aparejos? Casi todos los panistas, unos y otros andan con males de piel y comezón por todo el cuerpo. Cruda de Poder y nada más.

*Analista

Crimea, centro geopolítico mundial clave

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

marzo 25, 2014

Gilberto Herrera Medina*

Hay que seguir con atención la evolución de los hechos, de todo tipo, que tengan lugar en Crimea; pero también hay que analizar las historia, desde la más remota antigüedad hasta ahora, sin soslayar, desde luego al régimen soviético y lo que queda del mismo, que no es poca cosa; véanse sino los acontecimientos.

Rusia es una potencia mundial, que sólo puede equipararse en poderío estratégico militar a EU y a los principales países europeos: Alemania y Francia.

Rusia es una potencia económica, por el potencial de sus fuerzas productivas, contando entre ellas los enormes recursos de gas y petróleo, aunque no lo sea en todas las ramas industriales que si tiene Europa y EU; pero de donde emerge la crisis capitalista mayor a la de 1929.

Rusia, al igual que China y la India, cada país por separado, pero unidos geopolíticamente, constituyen la clave del desarrollo de todas las naciones asiáticas.

China y la India juntas alcanzan una población de poco más de dos mil millones de habitantes, ocupando una superficie enorme del planeta, una de las más grandes, territorio que no tiene ninguna nación o grupo de naciones tan pobladas como estas y con tan descomunales recursos.

Rusia es el antecedente fundamental del despertar de todos los pueblos coloniales de Asia, por no decir del mundo.

Resulta por lo tanto una falacia que el socialismo haya tenido su final en este país y en esa sociedad. El cristianismo no termina con la crucifixión de Cristo, ni con ninguno de sus grandes apósteles, entre ellos Pablo y Pedro.

¿Cuántas veces fue invadido el Vaticano y la Iglesia Católica no se perdió con un evento episódico adverso de este tipo? Lo mismo hay que decir de Rusia y el socialismo; como lo propio habría que decir hasta de la Iglesia Ortodoxa, con la caída de Bizancio y el imperio turco que se abalanza una y otra vez contra Grecia.

La enorme cultura griega, ¿puede considerarse vencida y desaparecida para siempre por qué no contara con imprenta, el cine y la TV?

¿Puede considerarse substituído y muerto para siempre a Platón, a Epicuro y al enorme Aristóteles, entre tanto genio que vio la patria de los Olivos y el Palacio de Atenea?

Sin embargo las noticias mundiales y las pocas imágenes de lo acontecido en Crimea, difundieron otra vez la hoz y el martillo, símbolo de la alianza obrero campesina del país de los bolcheviques, hoy recuperando a la entrañable Crimea. También por ahí se ha visto la imagen de los monumentos a Lenin.

¿Qué puede ofrecer occidente a Ucrania, Europa entera y cada una de esas economías en crisis a la enorme Ucrania y en contra de Rusia?

¿Créditos? ¿Valorizaciones de capital deuda que hay que pagar a corto y a largo plazo, con el descenso todavía más de los niveles de vida del pueblo ucraniano, comprometiendo de este modo cualquier posibilidad de desarrollo?

¿Qué han alcanzado todos los pueblos del Este europeo que tomaron distancia de sus propia economía social y liquidaron sus estructuras tecnológicas, para comprar e importar medios de vida y de producción occidental?

Crimea, la hermosa península, situada entre el mar Negro y el Azof, con casi cerca de 3 millones de hectáreas y punto clave estratégico desde cualquier punto de vista que se le quiera analizar, está unida al destino de la nación y pueblo ruso, de su economía, de sus retrasos y desarrollos; pero sobre todo de su defensa y de su comunicación con todo el Medio Oriente, especialmente Irán y Siria, en estos momentos.

Por eso debemos observar los mexicanos con toda responsabilidad los acontecimientos de Crimea, Ucrania y Rusia de por medio, sin involucrarnos a bloques ni a tendencia alguna de las muchas que ahí se cruzan, así se consulte al derecho de gentes más sacro santo y antiguo que se haya escrito.

Ninguno sistema económico y político se cae así nomas, así llo dejan ver los acontecimientos que, de tomar mayores proporciones, comprometería inevitablemente a China y la India, al mundo entero por obvias razones.

*Analista

¿Gato encerrado en la Línea 12 del Metro?

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

marzo 22, 2014

Gilberto Herrera Medina*

Se cuenta que la rivalidad personal y política entre los generales Álvaro Obregón y Francisco Serrano, desembocó en una frase lapidaria del gran sonorense, cuando éste contesta a la expresión de Serrano, de que la campaña presidencial en puerta, sería de caballeros. Obregón le responde: “Te creía inteligente, en política se va al poder o al paredón”, y ya sabemos en que acabó aquello, según se narra en “La Sombra del Caudillo”, allá por Huitzilac, muy próximo a “Tres Marías”, ahora.

Hace meses, por no decir años,  que venimos observando el actuar público del Ing. Joel Ortega, ex delegado de la Gustavo Madero, de los tiempos cuando Carlos Ahumada obtuvo sus primeros pingües contratos de obra pública; luego como Jefe Policiaco en el Distrito Federal y, finalmente, desde ese cargo que hubo de abandonar ante la contratación y desempeño policíaco dudoso, tanto de él mismo, como de su congénere ocasional con antecedentes no muy limpios en el Municipio de Naucalpan.
Hubo de mediar una fiesta de jóvenes y en bloqueo brutal contra los jóvenes concurrentes a la misma, de parte de la policía delegacional capitalina que, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, no tuvo otra salida que prescindir de los servicios policiacos de ahora Jefe del Transporte del Metro, Ing. Joel Ortega.
Resulta explicable que se haya alejado del servicio público, con una gran insatisfacción contra el Jefe de Gobierno de la Ciudad Capital del país, por haberlo despedido del cargo, al igual que lo hizo con el anterior Procurador de Justicia de ese tiempo.
Observamos, también, la inconveniencia por el regreso de este personaje a la función pública, lo mismo que si se le hubiera asignado cualquier otro desempeño; simplemente fue un desacierto; pero lo más lo fue, cuando volvió a proponer el alza del precio del boleto, en momentos difíciles para la población capitalina y para el país.
Seguidamente acudió al expediente de realizar dizque una encuesta para que la población se pronunciara por alza del boleto del transporte del Metro Capitalino; y todo se le aprobó complacidamente. Un desacierto escandaloso de cabo a rabo; y ahora resulta que habiendo recibido la obra de la Línea 12 del Metro capitalino, unilateralmente decide y sólo por evidencias empíricas, sin otra sustentación técnica de carácter ingenieril, pone en el debate público, sembrando desconcierto social múltiple, sobre la bondad y la limpieza ingenieril de la obra civil y operativa de los carros comprados a una empresa española que, por su anchura mayor a la calculada con que se hizo el proyecto, genera un desgaste mayor, que si los carros inicialmente programados se hubieran instalado a la operación como estuvo previsto.
¿Quién le ordenó o que intereses sirve el que Joel ortega recurriera al cuestionamiento público de la magnífica obra de la Línea 12 donde intervino la ICA, una acreditadísima empresa de décadas enteras y con una civil amplia en el país y en el extranjero?
Lo anterior no arroja otra motivación que los sentimientos vengativos, de resentimiento exasperado de parte de Joel Ortega,  contra el ex gobierno de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubound, por haberlo cesado en sus funciones policíacas, en donde perecieron varios jóvenes y hubo múltiples lesionados.
Es grave, muy grave que ese revanchismo se cobre a costa de deteriorar y tornar costoso la solución al transporte público masivo de la ciudad de México, que se halla colapsado en todo el populoso oriente sur de la capital de la república.
Señalar las torpezas de Joel Ortega, su protagonismo y siembra de confusión en los medios informativos sobre la obra del Metro, está de más y toca al gobierno de Miguel Ángel Mancera, corregir de facto y de fondo este diferendo medieval de un ambicioso y oportunista de este carrerista político, ahora mal llamado  de izquierda.

 Analista*

Al general Lázaro Cárdenas del Río, hoy y siempre

Imprimir esta nota Imprimir esta nota

marzo 20, 2014

Gilberto Herrera Medina*

Este 18 de marzo de 2014 y en días anteriores de siempre, estuve recordando la figura sencilla de aquel hombre que alguna vez vi de repente, parado en medio de un camellón de las calles de Enrique C. Rébsamen, a la altura del número 543 de la Colonia Narvarte.

Lázaro Cárdenas del Río, estabas parado enfrente mío, mediando las ventanas de una planta baja de un departamento habitado por estudiantes. Estabas sólo, sin ayudantes ni amigos, esperando acaso, la salida de algún vehículo de la casa del periodista Francisco Martínez de la Vega, con quien seguramente te había reunido a platicar aquella mañana.

Pareciera que sigo mirándolo todavía, sin saber qué pensaba entonces, como si sólo contara con los ojos. Me limité a mirarlo con algún detenimiento, cuando lo que debí hacer y hoy lamento haber omitido, no haber salido del espacio a que me hallaba reducido e ir a su encuentro a saludarlo. No lo hice entonces y hoy sigo lamentando esa estolidez de muchacho enajenado de activismo estudiantil.

Admiro y admiraré siempre al general Lázaro Cárdenas del Río, por haberle dado la tierra a cientos de miles de campesinos; por haber querido terminar con esa servidumbre rural que hoy se experimenta peor y más acentuada que nunca.

Es el general socialmente político más señero que dio la Revolución Mexicana; un movimiento revolucionario, burgués democrático, sin cuya figura nuestro movimiento armado, que tantas vidas costara, no tuviera todavía el perfil histórico que tantas quiebras y rectificaciones de derecha no han podido borrar, ni quitar de la memoria de las masas obreras y campesinas de México.

El general Cárdenas del Río, he estado pensando a últimas fechas, toda proporción y respeto guardados, es el hombre con el que los italianos no pudieron contar, así tengan en Garibaldi, un anticipo social del destino que todavía espera a esa gran nación y al pueblo de Ovidio y de Dante, por citar sólo a éstos de la muchedumbre de enormidades humanas con que cuenta la historia de la patria de Miguel Ángel y Leonardo, entre miles de ellos.

Lázaro Cárdenas del Río es un civil más, parado en una calle cualquiera de la ciudad de México, sin escoltas ni acompañantes, seguro de sus tamaños humanos y sin que nadie advierta de los que transitaban por ahí, que ahí estaba a mitad del sol de esa mañana, el más grande Presidente de México, al igual que Juárez y Cuauhtémoc, que Morelos, hombres a quien el seguramente respetó y veneró siempre, como todo mexicano sencillo, decantado por el torrente popular de la vida de nuestro país convulso.

Lo recordé mucho y lo recuerdo más en este 18 de marzo de 2014, como una forma vital de no abrumarme en palabras y falsas evocaciones obligadas de calendario político.

A él, no lo podrán borrar de la historia los olvidos convencionales y los odios ancestrales de siempre, que cabalgan sobre los negocios del petróleo, convertido en empresa y valores accionarios, en deuda externa, en destrucción a puñados y a brazas enteras de la pirámide económico social que el levantara como un nuevo Tajín vivo, un Monte Albán en medio de cigarras y sol, junto a todos los monumentos indígenas que casi nadie venera, con esa memoria pagana de destruir lo que lo pueblos hacen, para imponer la fe abstracta de un cristianismo usado como instrumento de dominación latifundista y minera colonial, hasta ahora.

Lo sigo mirando en la memoria viva y vivo, lo recuerdo exactamente igual que lo observé en aquella mañana, sin atreverme a caminar unos pasos para estrechar su mano y conocer de cerca su mirada histórica de hombre sencillo, tal y como si hubiera sido uno de mis abuelos Sabino o Tereso.

¿Quién no respeta y quiere al viejo general Lázaro Cárdenas del Río? Aquel hombre que se montara en el techo de un automóvil, para manifestarse en contra de la intervención norteamericana contra Cuba.

¿Quién no lo recuerda, abogando por los obreros presos en 1959? ¿Al lado de los muchachos sacados por la fuerza, una madrugada, a punta de bayoneta, del Internado del Instituto Politécnico Nacional?

De ese general todos los mexicanos de bien nos acordamos siempre y lo mantendremos vivo en la memoria social de quienes vayan a vivir mal o peor, de una manera distinta como él quiso que viviéramos los mexicanos de hoy, con el petróleo que se nos va de las manos, a los torrentes de valorización internacional especulativa del capitalismo en crisis. Viva mi general Lázaro Cárdenas del Río, General, Presidente de América, como le cantara conmovedoramente Pablo Neruda, el más grande chileno, de todos los que, como Allende, salieron de ese pétalo de nieve, vino y mar tirado a un lado de los Andes, en el extremo sur del Continente en que vivimos y se inscribe el drama de Venezuela, acosada por sus clase medieros fascistas. Lo mismo, lo mismo de siempre, de las cacerolas y las tanquetas anticipadoras y al servicio de la servidumbre internacional del dinero capital, a cambio de nuestras patrias enteras y de pueblos acosados por el hambre y la cesantía urbanas.

*Analista

Histórico